La atleta Raquel González completó los 20km Marcha a pesar de estar enferma

Raquel González Campos, atleta profesional y embajadora de Slastik Sun®, pudo vivir en primera persona el sueño de competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Después de una temporada espectacular obteniendo muy buenos resultados en Marcha Atlética – situándose en el número uno del ranking mundial en diferentes distancias -, duros sacrificios y mucho entrenamiento, llegó a Río con su mayor forma física y muchas posibilidades de conseguir un puesto entre las mejores marchadoras del mundo.

Aún así, estos Juegos se han convertido en “la competición más amarga” de la vida deportiva de Raquel. Justo esa misma semana se puso enferma y tuvo que estar en la cama con antibiótico hasta el 18 de agosto, el día antes de que le tocara competir en su disciplina.

Como ella misma relata en su blog, ese día salió a competir. Como el ritmo de la carrera era lento en comparación a las situaciones en las que ella había entrenado, pudo estar allí hasta que “el cuerpo le dijo basta”. Raquel demostró ser una atleta admirable con un gran compromiso con los que confiaban en ella. Acabó los 20km de competición superándose a si misma, luchando hasta el final a pesar de las malas condiciones físicas en las que se encontraba, tocando su límite, hecho que la llevó a acabar en el hospital con convulsiones. Ésta atleta encarnó los valores olímpicos y la esencia del deporte en la más pura esencia.

Raquel Gonzalez Juegos Olímpicos Rio

Ni que en un primer momento Raquel pensó que “había perdido la gran oportunidad” más adelante se dio cuenta de que consiguió algo tan valioso como las marcas personales y a pesar de que los titulares se los llevaran otros: durante esos 20km se entregó al máximo al compromiso que tenía con ella misma y con su gente, dándolo todo y quedando vigésima en su categoría.