¡Ufff! Por fin se han terminado las fiestas…

Frase que se comenta cuando resulta que llevas casi todo un año queriendo que lleguen estas fiestas.

¿Porque sucede? Porque dejamos a un lado nuestros hábitos deportivos, la rutina de entrenamientos, comida saludable… y llega la Navidad y todo en exceso o directamente no hacemos NADA.

Llegan los lamentos, las prisas por querer perder esos quilos de más, querer volver a estar en forma… ¡Vamos, lo de cada año!

Os doy algunos consejos para recuperarse después de las fiestas:

Es importante reiniciarse de manera progresiva, no podemos pretender empezar con el volumen que lo habíamos dejado ya que hay un factor de riesgo importante y que por lo tanto en vez de beneficiarnos nos puede perjudicar y llegar a la lesión.

El cuerpo se ha de readaptar y por lo tanto hay que hacerlo con precaución y cabeza. Empezar con ejercicios aérobicos, como caminar, correr, salida en bicicleta, spinning… y añade algunos intervalos donde aumentes la intensidad, este tipo de entrenamiento te será útil para perder el exceso de peso.

La frecuencia de entrenamientos también deberá de ser progresiva además de la cantidad de horas. Muy importante añadir una buena alimentación, alimentos ricos en fibra, con poca grasa, ricos en antioxidantes para limpiar y purificar el organismo. Es necesario marcarse una planificación y tener controlado que comer en cada momento.

Beber mucha agua, mínimo un litro y medio por día, esto es un hábito que no hemos de perder. Cómprate una botella, pon tu nombre y el objetivo es al llegar la noche que esté totalmente vacía.

Añadir un buen descanso, seguro que en estas fiestas se han perdido muchas horas de sueño, hasta han aparecido las ojeras que nunca tenías. Para poder volver a rendir, tendrás que descansar y recuperar.

Y por último, es muy importante tener claro que este proceso hay que llevarlo a cabo con mucha paciencia, hacerlo cuando tu cuerpo te lo pide. Has de tener ganas y motivación suficiente para volverte a enganchar, si tardas una semana más, no pasa absolutamente nada, has de hacerlo porque quieres y porque te apetece.

¡Feliz comienzo post fiestas!

Sara Carmona